Las mejores excusas para no ir a trabajar

Excusas para no ir a trabajar

Mentir a tu jefe para quedarte un día adicional en casa sin hacer nada más que dormir unas cuantas horas o mirar alguna maratón en Netflix se ha vuelto una práctica recurrente. Enfermarse del estómago, mandar a los hijos a un hospital para tratar un padecimiento repentino o, peor aún, la muerte de un familiar lejano, pueden ser una de las miles de excusas para no ir a trabajar que se repiten con mayor frecuencia en las oficinas.

No podrás creer lo imaginativas que pueden ser algunas personas a la hora de inventar historias (algunas más asombrosas que otras) con tal de no cumplir con sus obligaciones laborales. Y para saber qué tantas ideas pueden surgir de un trabajador con creatividad que ha decidido sencillamente faltar uno o varios días sin importar el motivo, aquí te diremos cuáles son los 5 pretextos más comunes.

Estas son algunas excusas para no ir a trabajar

No deseamos que malinterpretes nuestra intención y que con este artículo sientas la libertad de inventar cuentos para evitar la jornada del día. Solo queremos que conozcas esas excusas para no ir al trabajo que suelen escuchar muchos jefes de sus subordinados. Y si tienes personal a tu cargo, seguramente te interesará este artículo, pues después de leerlo hasta el final estarás prevenido y no caerás por incauto en la trampa.

1. Los problemas de salud son la tradicional mentira

Enfermarse es una de las mentiras más comunes que un trabajador dice a su jefe para faltar a la oficina. Pero también es una de las excusas más efectivas, pues ¿quién podría oponerse a que te quedes en casa si «estás enfermo del estómago»,  si la «migraña» no te deja ni abrir los ojos, si una «fiebre altísima» casi que te hace convulsionar o si la «menstruación» ha llegado para hacerte la vida de cuadros?

2. La familia también se enferma… repentinamente

Seguramente un trabajador tiene familia que también siente y padece. Y por supuesto, deben acudir al médico de emergencia por alguna enfermedad. El problema está cuando se utiliza  como excusa para no ir a trabajar. Muchos supervisores ya están cansados de escuchar historias sobre tíos infartados, hijos con resfriado o madres que han sufrido accidentes, cuyas lesiones deben ser atendidas a tiempo.

EXCUSAS PARA NO IR A TRABAJAR

3. Cuando el tío/primo/abuela ha muerto

Inventarse la muerte de algún familiar es la peor de las excusas, pero simplemente hay quienes se toman la desgracia a la ligera y la usan como justificativo para faltar a la empresa. Muchos trabajadores se han lanzado esta aventura para no cumplir con sus obligaciones, cuando en realidad utilizan el «día libre» para cualquier otra actividad.

4. La casa es un desastre

Que la tubería de aguas servidas se rompa repentinamente creando un río putrefacto dentro de la casa puede suceder. Y claro que es un tema que se debe atender a la brevedad para evitar males mayores. Pero cuando se usa como excusas para no pisar la oficina, es ya una odisea. También son bastante comunes los desprendimientos de las puertas o pérdidas de llaves. 

Si te has atrevido a quedarte en casa con cualquiera de estos pretextos y te encuentras sin hacer nada, aprovecha el tiempo libre para leer nuestros artículos carreras con más futuro en España y cuáles adjetivos son mejores para el currículum.

5. El transporte siempre será un problema

Quienes por lo general se trasladan de su casa a la empresa en transporte público, siempre echarán la culpa al conductor por no hacer la ruta ese día. El congestionamiento de los autobuses, tren o metro es una excusa perfecta para faltar al trabajo. Ahora si tienes coche propio, podrían funcionar mentiras como algunas averías de último minuto que necesitan de tu atención o pinchaduras de neumáticos que en realidad jamás ocurrieron.

6. La delincuencia siempre arremete en nuestra contra

«Al salir de casa fui víctima de un asalto… debo poner la denuncia». Algunos jefes han escuchado esta excusa para no ir a trabajar con mucha frecuencia. A veces suelen ser ciertas, pero otras veces es un invento producto de la creatividad del trabajador para tener un día libre más para descansar o para resolver cualquier otro pendiente como descargar currículum profesiones actor, disponible en nuestro archivo digital.

7. Tramitar algún documento también es perfecto para faltar a trabajar

Otra de las grandes excusas de los trabajadores es justamente el pago urgente de impuestos, solicitar el pasaporte consignar algún papel importante en cualquier entidad. Muchos también usan estos pretextos para quedarse en casa, descargar CVs rápido de profesiones administradores y preparar una hoja de vida ganadora para postular a un mejor empleo.

excusas para no ir al trabajo

¿Por qué un trabajador miente para faltar al trabajo?

Las mentiras no son justificables, mucho menos para no cumplir con el deber laboral. No obstante, podemos enumerar algunas razones por las que un empleado debe recurrir a las excusas para no ir a trabajar.

  • Hay quienes dedican más tiempo al trabajo que a la familia. Al notar la ausencia en casa y faltando un tiempo para las vacaciones o para el próximo fin de semana, deciden inventar cualquier pretexto para estar con sus seres amados.
  • La oficina suele ser para muchos trabajadores un completo calvario. Una mala relación laboral con el jefe o con los compañeros de trabajo es suficiente para no querer verles la cara aunque sea por unas horas. Aprovechan este lapso de tiempo para ver y descargar plantillas currículum vitae profesiones ATS, a fin de consignarlas en otras compañías.
  • La mayoría apela a los cuentos para irse de fiesta, para ir de paseo o para descansar de la resaca del día anterior.

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué enfermedad inventar para no ir a trabajar?

Los pretextos de salud que por lo general se utilizan para evitar la oficina son problemas estomacales, gripes, colitis o gastritis.

2. ¿Cómo decirle al jefe que no voy a trabajar?

Inicia con un saludo cordial, ya sea por escrito o vía telefónica. Explicar las razones por las que no vas a trabajar. Lo mejor es no dar tantos detalles, ya que podrías generar muchas sospechas.

3. ¿Cómo inventar una buena excusa?

Lo más importante es no improvisar. También es recomendable escoger un pretexto muy sencillo y al momento de explicarla no des muchas vueltas. Ve directo al grano y haz que parezca lo más real posible.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *